Eventos

  • Taller de Cuento - Exedra Books, Panamá - Tel. (507)6673-6923

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Silencio, que se duerma el año...

Hagan silencio que el año está cansado y desea dormir. Dio trescientas sesenta y cinco zancadas, veinticuatro suspiros y mil cuatrocientas cuarenta sonrisas.
No le pidas más que se deviela, que crujen sus tornillos y el rodillo caminador. Después de todo, él no deseó ser máquina; el papel se lo impusimos nosotros y a quienes obedecimos.
Él quiso ser mujer. Así, a secas.

Silencio, que es suficiente con su llanto, con sus sollozos de trabajador rendido y dador siempre dispuesto.
Silencio que, ahora que se acaba, es inaguantable su impotencia: en el fondo sólo quiso ser buena madre.

Texto de Carlos Wynter Melo



Cuadro de Evan López

martes, 15 de diciembre de 2009

FUGA presentará nuevos títulos en el 2010

Además de la edición bilingüe de "El niño que tocó la Luna" y de "Manual para escribir bien sin inspiración", ambos títulos del autor Carlos Wynter Melo, FUGA ediciones presentará la antología de taller "Déjame contarte" en los primeros meses del 2010.
"Déjame contarte" es un conjunto de las mejores narraciones del taller de cuento llevado a cabo hasta septiembre del 2009, taller entre cuyos participantes se contaron quienes ahora integran la antología: Josselyn Sánchez, Yolanda Ríos de Moreno, Anamari Eskildsen, Heriberto Pinzón, Jorge Camaño, Ruth Fernández, Leocadio Padilla y Rolando Armuelles. FUGA conmemorará a finales del 2009 su primer año de formal funcionamiento. El diseño de portada y contraportada es obra de Alejandra Zuno ,y la edición de los contenidos estuvo a cargo de Yolanda Hackshaw y Carlos Wynter. La diagramación la está realizando Wilmer Salinas Méndez.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Alberto Cabredo sobre Perdedores, el nuevo libro de Andrés Villa

He tenido el privilegio de leer el documento titulado PERDEDORES, ya mandado a imprenta, el cual constituye la nueva obra del escritor nacional ANDRÉS VILLA, autor de la conocida novela LA NUEVE, y que con esta nueva publicación incursiona en el mundo del cuento. La misma será presentada en fecha próxima y por ende, no puedo abstenerme de hacer unos breves comentarios en relación a su contenido.

En este sentido, quiero hacer propias las palabras del escritor y ensayista panameño Rodolfo A. De Gracia R., cuando expresa en su obra Poesía Narrativa y Reflexión que : “…, la literatura panameña a manifestado su voz a través de escritores que, si bien no podríamos catalogar como comprometidos, han, no obstante, expresado su descontento y han hecho una obra que va más allá de los linderos de lo personal para situarse en las circunstancias epocales marcadas profundamente por hechos sociales, políticos, históricos, idiosincrásicos, ontológicos.”

Y es que en este orden de ideas, la obra PERDEDORES no se divorcia de la crítica social y también política, como son fieles ejemplos los títulos MARILUZ, RUPERTO y EL FUEGO, que entre otros, reflejan el difícil transitar de aquellos que luchan para no naufragar en un mar de infortunios. De pluma fácil y sin estridencias innecesarias, sabe denunciar apropiadamente tales carencias, ello lo corrobora este párrafo del cuento El Fuego: “Ricardo dobló la esquina y el infierno apareció de súbito. Las llamas escalaban por las paredes de madera del viejo caserón donde vivía, consumiéndolas. Trató de entrar por el zaguán, pero un bombero de roja casaca se lo impidió. Buscó entonces dar la vuelta y entrar por el callejón, tenía que recuperar los cinco pedazos de chances de lotería que habían acertado, en el primer premio del sorteo del mediodía. Era todo lo que tenía para terminar su quincena. Un torrente de humo espeso le cerró el paso.”

Sin embargo, ANDRES VILLA no se detiene en una literatura de denuncia social, explora entre los 37 cuentos que componen el libro, temas sicológicos, existenciales, amorosos, y otra gama de situaciones que componen el quehacer humano. Para ello, entrelaza la realidad y la fantasía teniendo el cuidado de inducir al lector a sacar sus propias conclusiones y eludiendo lo evidente. En este sentido es elogiable el manejo estructural de sus narraciones, en que el transfondo se muestra de manera alusiva y sugerente, manteniendo la atención del lector para lograr desentrañar el contenido. Verbigracia, en la obra EL DRUIDA podemos apreciar lo que venimos afirmando: “La bestia, al sentir que le soltaron la brida, escogió, por sí misma, la ruta. El Druida, montado en la vieja yegua, viajaba sin fe, y sin ideas. En medio del sendero, bordeado de altos árboles lo sorprendieron las sombras de la noche. Una luna redonda y de plata se elevó iluminando montes cubiertos de espesos bosques de abedules y pinos. Un despistado cervatillo, interrumpió su retirada; durante algunos instantes, sus miradas se cruzaron. Enseguida, el nervioso animal saltó fuera del camino y se perdió en la oscuridad. ¿Sería un presentimiento, regresaría él en un animal como ése después que muriera? Creía en la vida después de la muerte, que las almas reencarnan en algún ser viviente, ya fuera hombre, animal o vegetal. ¿Cuál grado de merecimiento alcanzaría por su comportamiento terrenal?”.

En no pocas ocasiones el autor logra engarzar de manera afinada intensidad y tensión con forma y contenido, lo que resulta necesario en el cuento, un genero literario que exige estos elementos, por la imperiosa necesidad de compresión de las situaciones que la trama encierra. Es evidente el cuidado involucrado en esta publicación que nos brinda ANDRÉS VILLA, el cual denota facilidad para narrar, y una pluma amena en el fondo y la forma.

No escatima el autor en formulas descriptivas, ni exagera en el uso de ellas, tampoco resulta efectista y su existencialismo, cuando lo hay, es aleccionador, o sea, no se detiene más en el defecto humano que en sus virtudes, lo que resulta laudable.

Su talento descriptivo se extiende a lo largo de la obra, para muestra un pasaje de EL SECRETO DE PETER WILLIAMS: “Los gritos de los policías, el ruido de pisadas que herían los escalones de madera de por las que se subían o bajaban a esos caserones, turbaron la tranquilidad de la noche. El estropicio de platos rotos que caían de las pequeñas mesas que encontraron los perseguidores frente a cada puerta se hicieron ecos en los pasillos. Sigiloso, como un gato, se coló entre las hojas de zinc que cercaban el patio. Ya sentía que los burlaba otra vez. Su figura elástica, enjuta y morena se movió como una centella, buscando el amparo de la oscuridad para desaparecer, pero no pudo evitar quedar, frente a frente, con el policía que le disparó.”

Por otro lado, al utilizar el surrealismo como arma narrativa lo hace con eficacia, y en la obra hay metáforas, alegorías, elipsis, buenas alusiones, imaginación copiosa, y debo enfatizar que no encuentro ni una gota de determinismo, con lo que quiero implicar que en sus cuentos el destino es impredecible y deriva de las acciones de los personajes, eso sin duda, le da a la obra un aire siempre contemporáneo y nada pesimista.

Es imperativo reiterar que procura mantener en los cuentos la incógnita, cumpliendo siempre con la formula conflicto - desenlace. Algunas narraciones incluso abren a la elucubración varias ventanas, lo cual los enriquese y deja ver el buen hacer del autor. En estos aspectos, cabe reseñar lo expresado por Enrique Jaramillo Levi en su obra Gajes del Oficio: “El cuento, como todos los géneros literarios, siempre es un enigma y un reto; un enigma, porque nunca se sabe exactamente qué va a pasar ni cómo hasta que ocurre. Y el reto esta en irlo descubriendo, en poder avanzar – a veces de manera fluida y por tanto, sin interrupciones hasta terminar; y además, saber sin lugar a dudas que en ese punto final termina el cuento y no hay nada más que añadir. ….”


Noto y no podemos soslayarlo, que el escritor ANDRÉS VILLA tiene aliento largo al escribir, y ello deja ver talento y buen manejo del oficio. A propósito, cabe destacar que le gusta fabular en sus cuentos, y esto sólo puede hacerlo el que tiene algo que decir, el que ya ha apreciado la existencia desde una ventana, y ello sin duda constituye un valor adicional en la obra PERDEDORES.


Por todo lo expresado, esperamos la presentación de esta obra, que según tenemos entendido, será sometida al escrutinio público a principios del mes de diciembre.

Fotografía de José Luis Rodríguez P. En ella aparecen en el orden habitual Enrique Jaramillo Levi, Andrés Villa, Rubén Blades, Juan Gómez y Ariel Barría

sábado, 28 de noviembre de 2009

Lili Mendoza gana Premio Centroamericano

Aprovecho la noticia de que la escritora panameña, Lili Mendoza, fue galardonada con el Segundo Premio Yolanda Oreamuno de la Asociación Costarricense de Escritoras, para publicar el texto con el que presenté su primer libro. Felicitaciones, Lili.

Arráncame del pecho este Corazón de Charól A-gogó

Escribí a modo de hoja de presentación del libro Corazón de Charol A-gogó, primera publicación de Lili Mendoza, lo siguiente:

Corazón de Charol A-gogó es una bomba. Una explosión. Un atentado terrorista que, sin embargo, no demanda redenciones ni desea aleccionar a nadie. Es sólo la escritora y su pluma. Son sólo un puñado de personajes que retratan seres al borde del abismo. Un cuadro modernísimo con aire a novela gráfica de MARVEL o DC Comics. Estamos ante una obra que, de tan honesta, se vuelve rara en la literatura femenina actual.

Dije eso pero, en realidad, esta obra no es rara en la literatura femenina actual… Esta obra es rarísima, es única en la literatura femenina actual. Voy a decir por qué.

Corazón de Charol A gogó me recuerda, con algunos de sus relatos, las narraciones autobiográficas de Bukowski; con otros, el ritmo seco y preciso de Hemingway. Muy estadunidense, podría pensar alguien, pero la ambientación, las palabras, tiñen las historias con otro matiz, matiz Panamá encendido.

Salvo en A Morales Cruz, que es de otra generación, y algunos escritores de la nuestra: Edilberto González Trejos, mi persona y unos cuantos más, no hay huellas claras en la literatura nacional de los escritores decadentes de Estados Unidos. Era más importante, pues, Colonia Americana No, librarnos de la influencia gringa que reconocer que historia es historia y mestizos somos todos los panameños. Este libro hoy llega como una redención.

Pero el mayor mérito de Lili es arrancarse del pecho su Corazón de Charol A gogó, y mostrárnoslo sangrante y verdadero. Parecía olvidado, sobre todo en la literatura femenina nacional, que narrar es explorarse sin pudores. Es refrescante devolverle la intimidad al acto de escribir y de leer.

Las historias de la colección son de por lo menos, dos naturalezas. Unas nacen de un ojo agudo, acucioso frente a las rutinas urbanas. En ellas están el chiquillo rodeado por los parientes consentidores, el ritual de leer el periódico usado, el suicida armado con un automóvil a punto de arrancar, la deseada chica malax, el mago que la pobreza hizo desaparecer y el odio encerrado en una oficina de lunes a viernes. Están el cadáver olvidado, el seteo milagroso, la televisión devoradora, un párroco que se confiesa hombre y deseo, el alcohol, el cigarrillo, la Gran Depresión.

EL otro conjunto de narraciones son, si se quiere, simbólicas; salimos del espacio concretamente urbano para caminar entre brujas, fratricidas bíblicos, figuras geométricas que rumian complejos, tejidos psicotrópicos y desmanchadores de almas.

Es improbable no ver Lili entre las páginas, a Lili como persona. Yo tuve el gusto de conocerla durante uno de mis talleres y supe que, tanto en su vida como en su obra, la Luna le habla al oído. Vean la portada de esta publicación, por ejemplo. Para los que aún estamos en los treintas, ¿no es un collage del interior de nuestros años? ¿No es esta portada en sí, este libro como objeto, una propuesta artística y totalizadora en sí misma? ¿No habla este libro desde su contenido y su contexto?

Y no estamos ante un nacimiento prematuro sino frente a un parto pausado y quizás doloroso. Lili supo esperar. Supo que la literatura, más que aspirar a estar de moda, aspira a ser una verdad que no pase, una roca a la que aferrarse aunque los furiosos ríos del tiempo corran.

En fin, los convido a que se dejen llevar por los latidos de este corazón de charol a-gogó, la primera publicación de Lili Mendoza, una buena primera publicación que sin lugar a dudas es el primer paso de una escritora en todo el sentido de la palabra. Buenas noches.

Fotografía de José Luis Rodríguez P.

Presentación del Premio Alfaguara en Panamá: Andrés Neuman, una obra literaria en sí mismo.

Para el evento Bogotá 39, el cuál reunió a los escritores jóvenes más destacados de Latinoamérica, se recurrió a un hotel no muy grande, un hotel en el que nadie podía esconderse en su soledad de escritor. El lobby era un único lobby. El ascensor un solo ascensor. Y coincidíamos necesariamente en el restaurante.

Aún arrastrando mi maleta, conocí a Gonzalo Garcés, connotado escritor argentino, y a Izara García, integrante de la organización del Hay Festival. A Andrés lo conocí apenas luego, lo vi moverse con gestos de quien no es de este mundo, gestos de personaje literario.

Cuando hablo de personaje literario, me refiero en mínimo grado a los libros: los libros son sólo el espejo en el que Andrés se descubre (La literatura es la exploración más exigente de la propia vida).

Así que cuando llamo a Andrés personaje literario lo hago deseando que lean mi observación, que recuerden lo que les sugiere un libro, un libro grandioso, los sueños que éste, en ustedes, develó.

Percibí que Andrés, encontrándolo en el lobby y el ascensor y el restaurante de ese hotel que fue la casa de decenas de escritores jóvenes, al menos por unos días, era alguien, alguien por fin, que no sólo creía en la literatura sino que se la creía totalmente.

Después, cuando compartí una lectura pública con él, supe que respetaba el rigor de la creación, que éste era la esencia misma de sus escritos. Y cuando finalmente conversamos, no habló, escribió en el aire, hizo aparecer una breve ficción en el éter.

Palabras de Carlos Wynter durante el acto de presentación.

En la foto aparecen, en el orden usual, Briseida Bloise, representante de Alfaguara en Panamá y Presidenta de la Cámara Panameña del Libro, Carlos Wynter, escritor panameño; Andrés Neuman, Premio Alfaguara 2009; Jaun Abelardo Carles Rosas, editor panameño; y Rosa María Britton, escritora panameña. La fotografía fue tomada por Julio Montes.



martes, 24 de noviembre de 2009

El Escapista y otras reapariciones recomendado por Fundalectura

Fundalectura acaba de publicar los 100 libros altamente recomendados 2009-2010.

Este año nueve títulos de Panamericana Editorial fueron seleccionados, entre ellos El Escapista y otras reapariciones.

Razones por las que Fundalectura hace la selección:

¿Por qué recomiendan estos libros?

Porque es importante compartir cuáles son los libros que nos dejaron personajes entrañables, que nos conmovieron por sus historias, que nos arrebataron una sonrisa, un suspiro… O contar cuáles libros nos dieron la entrada a un saber o profundizaron lo que ya conocíamos… Lo bueno se comparte!

¿Dónde los han leído?

En los comités de valoración de Fundalectura, que próximamente cumplirán 20 años de funcionamiento y que están conformados por bibliotecarios, maestros, promotores de lectura, jóvenes estudiantes de literatura, ilustradores, sicólogos, químicos, físicos, editores, filósofos…

¿A quiénes los recomiendan?

Porque nunca es demasiado temprano para leer con los niños, recomendamos propiciar su encuentro con los libros desde el nacimiento y a lo largo de toda la vida.

Si quieres saber cómo elegir las lecturas para los más jóvenes, puedes leer nuestro libro Cómo reconocer los buenos libros para niños y jóvenes, un trabajo que hemos realizado con la investigadora Gemma Lluch, de la Universidad de Valencia. En este libro también encontrarás algunas orientaciones para conformar grupos de discusión alrededor de la lectura.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

La larga espera por Andrés Neuman, el autor en quien Roberto Bolaños confiaba

«Tocado por la gracia. Ningún buen lector dejará de percibir en sus páginas algo que sólo es dable encontrar en la alta literatura, aquella que escriben los poetas verdaderos. La literatura del siglo XXI pertenecerá a Neuman y a unos pocos de sus hermanos de sangre.»
(Roberto Bolaño, 'Entre paréntesis')
Me cuenta Pedro Crenes que se propuso a Andrés Neuman para la Feria panameña del Libro del 2003. Hasta ahora llega Andrés, gracias a sus propios méritos, antes de que finalice el año 2009.
Siempre creí que no existían los artistas puros, esos que encarnan un arte sin dobleces, reconcentrado. Creí que los García Madero (personaje de Los Detectives Salvajes) se quedaban en los libros y que la literatura se ensuciaba, en mayor o menor grado, apenas la tocábamos los mortales. Pero conocí a Andrés Neuman y tuve la impresión de que, quizás, eso no era tan cierto.

Andrés Neuman estará en Panamá el 23 de noviembre, en la Sala Extranjera de la Biblioteca Nacional, 7:30 de la noche, para presentar El viajero del siglo, premio Alfaguara 2009. Tuve la oportunidad de compartir con él en Bogotá 39 y no cabe duda de que lo que dijo de él Roberto Bolaños, lo pondera justamente. Participaremos Juan Abelardo Carles Rosas y este servidor. No se lo pierdan.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Otro premio para Bogotá 39: Eduardo Halfón gana el Premio de Novela José María Pereda

Eduardo Halfón, compañero de Bogotá 39, guatemalteco, acaba de ganarse por unanimidad el Premio de Novela breve José María Pereda. La pirueta, obra con la que mereció el galardón, "enlaza la música del genial Thelonius Monk con los gitanos de los Balcanes". La escritora Almudena Grandes, miembro del jurado, destacó que la novela de Halfón es «estupenda» y «muy original». Felicitaciones, Eduardo. Justo merecimiento.

Fotografía de Daniel Mordzinski

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Antología mínima del orgasmo

Antología Mínima del Orgasmo, colección que incluye un texto de la amiga Elena Méndez, se presentará en la FIL de Guadalajara, México. 4 de diciembre, Salón Elías Nandino, segundo piso de EXPO Guadalajara, de las 13:00 horas a las 13:50. Elena participa con el escrito HETEROFLEXIBLE, narración creada especialmente para la antología. Comentará la obra el reconocido escritor Alberto Ruy Sánchez. Quedamos a la espera del momento preciso del Climax.

El Futuro reaparece en Chile

Reaparece el Futuro no es nuestro. Ahora en Chile. La obra se ha convertido en una especie de profeta itinerante, un viajero que recorre Latinoamérica y conversa y bebe con los amigos que lo reciben, y duerme en parques u hoteles lujosos - no le molesta el lugar de hospedaje - con una mochila de pocas mudas como almohada.




Le deseamos suerte en este viaje por el país del sur, de la mano de UQBAR editores


lunes, 2 de noviembre de 2009

El Boom sigue mandando

La encuesta que hemos promovido desde este y otros sitios web, ya tiene resultados parciales. Algunos, en lo personal, me sorprendieron. Por ejemplo, a más de cuarenta años de su aparición como fenómeno, el Boom literario latinoamericano sigue mandando: Gabriel García Márquez fue el escritor preferido por quienes llenaron la encuesta, seguido de Julio Cortázar. Roberto Bolaño, que me parece un genio narrativo, sólo obtuvo un 2.1% de las votaciones, y Charles Bukowski no recibió ningún voto. La mayoría de los participantes fueron mujeres y casi un 75% tenían edades entre los 20 y los cincuenta años. Una gran mayoría manifestó ser lectores de novelas y, en menor grado, de cuentos. ¿Qué habrá que hacer para superar al Boom?

Los derechos de la fotografía pertenecen a Associated Press

jueves, 29 de octubre de 2009

Agradecimiento

En primerísimo lugar, agradezco a quienes se suscribieron a los sitios de FUGA (www.escribirbien.net y www.fugalibros.com), y a quienes han llevado a este blog, www.nuevosautores.net, a contar con más de 3000 visitantes de casi todo el orbe en menos de ocho meses. Sé que podremos construir juntos una parcela por y para las letras, espacios que superen la cotidianeidad y nos hagan seres humanos más plenos.

Quiero ser muy claro así que recurriré a dividir este proyecto en partes:

1. FUGA es un espacio de reflexión sobre lo que es y provoca la literatura.
2. FUGA es un espacio de práctica y perfeccionamiento de las destrezas literarias.
3. FUGA es un espacio de expresión literaria.

Poco a poco, iremos creando herramientas con las que perseguir estos tres objetivos. Por lo pronto, te pido que hagas clic en el vínculo siguiente y llenes la encuesta sobre GUSTOS LITERARIOS. Un millón de gracias,


Carlos


http://www.surveymonkey.com/s.aspx?sm=OYZm92nYyp_2buS_2bqNtMQXiA_3d_3d




En la foto aparecen Miguel Rico de AFP Cooperación cultural (España) y Carlos Wynter de FUGA (Panamá)

viernes, 23 de octubre de 2009

Pedro Crenes

Paredes cubiertas por libros, cuantiosas reseñas sobre innumerables obras, una novela en la que persigue a Cortázar (un perseguidor perseguido), dos hijas lindísimas, una esposa gallega en quien reconocerse como ante un espejo, una esquina dedicada a Panamá, los cuentos del barrio de Calidonia antes de dormir, las huellas indelebles de la infancia, un padre cómplice de Torrijos, batallonero de aquel irreal y absurdo veinte de diciembre, una madre a la que regresar, el heroismo de hacer aparecer un istmo pequeño en medio de Madrid - Panamá es un sueño y nosotros los sonámbulos -, el metro que no se detiene, que comienza a amainar, la siguiente estación; todo eso es Pedro Crenes.

domingo, 11 de octubre de 2009

Niños que se tragan la luna

Niños que se Tragan la Luna es una antología temática ideada por José Castillo, de El Cálamo, espacio electrónico administrado desde Guadalajara, México. En palabras de José, cada texto debía retratar la sensación de un recuerdo visto con ojos de niño, porque de niño todo parece que es para siempre. Cada escrito va acompañado de una fotografía de su autor con pocos años. Aporto al proyecto una narración breve y una foto en pañales y sombrero vaquero. Participan más de noventa autores y ya se puede adquirir por 50 pesos mexicanos a través de EL CÁLAMO

viernes, 9 de octubre de 2009

Sácame del pecho este CORAZÓN DE CHAROL A GO GÓ

El 29 de octubre, a las 7 de la noche, en el Hombre de la Mancha de Multiplaza, se presentará el primer libro de Lili Mendoza, Corazón de Charol A-go-gó. Salvador Medina Barahona y yo diremos unas palabras en honor al bautizo. ¿Qué adelantar sobre este libro? Sólo decir que es una muy decorosa primera publicación y que inaugura una literatura femenina "Bukowskiana" y tropical, una recuperación del artista como investigador de sus propios fracasos. Me resultó un trabajo refrescante entre decenas de libros femeninos que pretenden decir sin abrir las puertas del pudor. Adelante, Lili. Ahora, persistir.

Portada del libro reproducida con la autorización pertinente

sábado, 3 de octubre de 2009

Desconocer las razones prácticas de la tecnología

Me llegó un mensaje a mi correo electrónico sobre la publicación ¿Escribir bien aunque pienses mal? El mensaje era de Judith Ghashghaie y era bastante lógico Por mi parte, puedo agregar que el lenguaje nos limita y nos engrandece por la misma razón: es puente de la experiencia vital de un colectivo que nos antecedió y al que de hecho pertenecemos; contiene reglas invisibles que establecen una visión del mundo. Pero podemos dominar varios lenguajes y comprender sus visiones. La conclusión podría ser Conciencia, Ser. Abajo reproduzco los comentarios de Judith:

Estimado Carlos;
Ciertamente, en muchas ocasiones los correos electrónicos parecieran ser escritos por afásicos… pero Millas, desde las alturas de su infinita sabiduría, olvida o no sabe que hay razones prácticas que conllevan a expresarse de ese modo. La primera razón es para no perder tiempo: hay que abrir una página aparte: escribir, corregir, cortar, empastar o en su defecto enviar un documento adjunto. Cualquiera de las dos opciones pueden traer problemas tal como la imposibilidad de bajar el documento.
El segundo problema importante es este: suele suceder que los caracteres de nuestro idioma aparecen en símbolos ilegibles cuando se expresan directamente en el virginal cuerpo del correo virtual; consecuentemente se ha perdido el esfuerzo, es al pedo como dicen los uruguayos, se ha intentado perfeccionar lo que se presume quedará igualmente chueco.
Particularmente he optado por repetir las vocales donde van los acentos y también escribir xx o hh donde van las coquetas y juguetonas eñes. Un ejemplo claro es justamente esta pregunta que me acaba de llegar:
  ¿Hay algún hotel particular que tú puedas recomendar? 
Quiere decir: ¿Hay algún hotel particular que tú puedas recomendar?
Aquí fue fácil interpretar la oración pero a veces es engorroso, complicadísimo.
PD. Espero Carlos que este correo te llegue adecuadamente para que no tengas que molestarte en abrir el documento adjunto.

Imagen extraída de http://www.dialogica.com.ar/digicom/archives/imagenes/internet.jpg