Eventos

  • Taller de Cuento - Exedra Books, Panamá - Tel. (507)6673-6923

martes, 7 de abril de 2009

El bailador (3)

Al bailador no le interesa prolongar su vida sino intensificarla.
Explica esta declaración - que podría sonar mentirosa o sin sentido - con el siguiente argumento: tomar agua, después de tener mucha sed, no es más exquisito si es mucha (un litro no podrá superar el placer de la primera gota).
Después del primer encanto, viene la rutina. Después de la primera ventisca de piernas y siluetas, reconocerás que un cuerpo es como cualquier otro. Después de las primeras ilusiones, llegará la nostalgia...
Jamás – está seguro el bailador – harás el amor con una persona como la primera vez. Solo al principio querrás sentir, desesperadamente probar, cada rincón del nuevo territorio. Solo la primera vez serás inocente de esa piel.
No es cierto que la vida necesite prolongarse, expandirse: en el tiempo pactado, puedes desvestirla. La vida y la muerte llegan en el momento correcto. Ni un minuto antes ni un minuto después. Por eso, basta con renacer en los instantes.
Eso es lo que dice siempre el bailador.
Imagen alterada a partir de la que se encuentra en http://sp2.fotologs.net/photo/2/26/125/barbiesweet/1186798037_f.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario