Eventos

  • Taller de Cuento - Exedra Books, Panamá - Tel. (507)6673-6923

viernes, 17 de abril de 2009

Entrevista completa sobre "Cuentos con Salsa" por Daniel Domínguez

Daniel Domínguez: ¿Cuándo fueron escritos estos cuentos?


Carlos Wynter: Los cuatro primeros nacieron y fueron revisados en el 2005. Tres de ellos, ganaron el tercer lugar del Concurso Ignacio Valdés en el mismo año. Algunos ya habían aparecido en libros anteriores pero tenían la cadencia que deseaba para este trabajo. Y unos más son completamente inéditos: nacieron entre el año 2007 y 2008.


DD: ¿Cómo se te ocurrió usar la música tropical como uno de los hilos conductores de varios de estos cuentos?


CW: Por un lado, la música tropical es un fenómeno intrínseco del panameño; hasta su modo de hablar pareciera seguir el ritmo de una clave. Me bastó, entonces, ser buen observador y asumir ese código cultural poderoso. Por otro lado, siempre he estado buscando encantamientos para mi literatura. La idea de que un par de palabras puedan seducir y encender el fuego interno, me fascina. Y me fascina porque me ha ocurrido como lector. Hace poco me dijo una amiga, Helena Vallarino, que es tal el poder de la palabra, que la religión católica incluye en sus ritos la frase: “Una palabra tuya bastará para sanarme”. Y si pensamos en el efecto pedagógico y placentero que tienen las rimas, las eufonías, tenemos música hecha palabra, un hechizo que quise conjurar.


DD: Siendo un país tan musical, ¿crees que la música es un elemento literario usado con frecuencia en el cuento panameño?


CW: Panamá, en muchos sentidos, es la parte inconsciente de un cerebro: hay muchos significados flotando en la calle. Algún autor se han atrevido a tomarlos al vuelo y llevarlos a la luz, pero la mayoría pasa distraído, más preocupada por andar por el buen camino que por desentrañar la verdad. Cazar a estas mariposas implica entenderte sin tapujos y no todos quieren afrontar el riesgo. En definitiva, creo que pocos autores asumen los códigos culturales que nuestras raíces nos ofrecen.


DD: ¿Por qué recomendarías leer Cuentos con salsa?


CW: Como lector, me gustan los libros que con sencillez tocan los grandes temas de la vida. Son semejantes a sabios que visten humildemente y hablan de modo coloquial, o a una mujer que sabemos bella aunque no tenga una pizca de maquillaje o joyería. Con esa visión escribí Cuentos con Salsa. Además, viene avalado por tres personas a las que respeto mucho. Por un lado, el escritor colombiano, quizás el mejor de su generación, Efraim Medina Reyes, y el escritor tijuanense, mágico de verdad, Luis Humberto Crosthwaite. Cierra la terna el amigo Víctor Mojica, innovador director de la revista online EL GUAYACÁN.


DD: ¿Qué define el impacto o la calidad de un buen cuento?


CW: A mi modo de ver, hay dos elementos. El primero no se hurta ni puede tomarse prestado: la profundidad humana de lo que dices, la belleza y sabiduría de tu mensaje. El segundo es el trabajo. Hay personas a quienes la Luna les habla al oído, pero descuidan la artesanía, quedarse días y noches encontrando las palabras justas, reescribiendo, replanteando. Y también ocurre lo opuesto: trabajan mucho y con dedicación, pero no hay nada tras la estructura.


DD: ¿Qué tal está la salud actual del cuento en Panamá?


CW: Es buena. Pero a veces me da la impresión de que se concibe la literatura como un punto al que se llega, y no como un camino que se recorre. No soy en absoluto triunfalista; prefiero pensar en lo que seremos, que vanagloriarme con lo que somos.


DD: ¿Es la primera vez que te edita una empresa editorial extranjera radicada en Panamá?


CW: En el 2007, me publicó la trasnacional PANAMERICANA pero desde Bogotá. Y aparecí con un cuento en la antología “Soles de papel y tinta” de ALFAGUARA.


DD: ¿Cómo se dio el contacto con Norma?


CW: Por lo que sé, NORMA se interesó a raíz del encuentro Bogotá 39 – la sonada reunión de los más destacados narradores latinoamericanos jóvenes – y Yolanda Hackshaw, quien fungía como editora para nuestro país, me convocó y trabajó conmigo el proyecto.


DD: ¿Hay planes para presentar el libro en Panamá?


CW: Sí, pero no hay nada establecido por ahora. Lo que sí es un hecho es que tendremos talleres alusivos en el Instituto San Agustín, en La Feria del Libro, y un círculo de lectura en la Universidad Latina de Panamá.


DD: ¿Tendrá circulación fuera de Panamá?


CW: Hay muchas posibilidades de que sí. Yo creo que lo primero es que sea leído en nuestro patio.




Esta entrevista apareció editada en el Periódico La Prensa de Panamá. CUENTOS CON SALSA. Fotografía de Marilina Vergara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario