Eventos

  • Taller de Cuento - Exedra Books, Panamá - Tel. (507)6673-6923

miércoles, 15 de abril de 2009

Todos los bailes, el baile (1)

Hace tiempo un amigo descubrió la magia de la oscuridad. Mi amigo se llamaba Antonio y vivía (¿vive?) en Guadalajara. Él inventó el juego de las sombras.
En las noches, encendía una lámpara que iluminaba unos pocos metros. Así dividía la habitación en un espacio de luz y otro de lobreguez. Invitaba a sus amigas a habitar la parte invisible del cuarto. Él observaba paciente, con un cigarrillo humeante entre sus dedos, cómo caía la ropa cual hoja otoñal. Cuando la silueta se despojaba de todos los pétalos, la figura pasaba a la luz. Casi todas las chicas le seguían la corriente a Antonio. Casi todos los capullos florecían.
Pero el juego era más que un juego: era un baile arquetípico en el que la Luna y el Sol se tomaban de la mano.
Imagen alterada a partir de la fotografía "Luz y tiempo" de Alonso.

1 comentario: