Eventos

  • Taller de Cuento - Exedra Books, Panamá - Tel. (507)6673-6923

domingo, 31 de mayo de 2009

El Quijote cura la depresión y el timbre de un celular el resfrío, ¿qué hará un ritmo bailable?

Sospecho que no somos de carne y huesos, que nos forma agua y aire – de agua el vientre, de agua los ojos, de agua las bocas, de aire los oídos y la imaginación. Por eso una canción te conmueve como un dedo crea ondas en la superficie del agua, como las ramas de los árboles bifurcan el manotazo del viento.
Somos materia ingrávida y sensible. Somos el conejo que desaparece en la chistera, la varita mágica que se deshace entre las manos, la aparición que sigue a frotar una lámpara maravillosa.
Hace poco leí un artículo sobre un “ringtone” que corrige narices acatarradas. Si eso hace el timbre de un celular, ¿qué hará un ritmo bailable o una canción nostálgica?
Siempre he creído en la magia del sonido y los encantamientos de las palabras. Ahora artículos científicos van por el mismo lado.
Hace poco escribieron que leer el Quijote cura las depresiones. ¿Qué sanará escribir?
Pronto anunciarán que no nos integran carnes y huesos. La ciencia demostrará que somos de aire y agua, que somos un soplo de brisa o riachuelos que hacen meandros por ahí.
El cuadro que ilustra este escrito es de Raúl Arias

miércoles, 27 de mayo de 2009

Cuentos con Salsa el 19 de Junio: una reseña de Marilina Vergara

Ésta es la reseña completa sobre el libro "Cuentos con Salsa", el cual se presentará en EXEDRA Books el 19 de junio a las 7 de la noche. La misma apareció el 24 de abril de este año en el suplemento ELLAS del periódico LA PRENSA de Panamá. Fue escrita por la periodista Marilina Vergara, quien aparece en la foto con la estatua de cera de Woody Allen.


Hay temas que le son comunes a todos los seres humanos. La música es uno de ellos. Esto es así porque con melodías se transmite todo tipo de sentimiento, desde la alegría hasta la nostalgia, pasando por todos los intermedios que hay entre estas dos. Carlos presenta estas narraciones hiladas por el sonido mágico que brinda la música. El bolero, la ranchera, la salsa y otros ritmos que llevan impregnados el sabor de nuestro continente, son los verdaderos protagonistas de estas historias.
Es un conjunto de 17 cuentos de diversas extensiones con estructuras bien trabajadas y un lenguaje impecable.
Los temas que abordan estas piezas son acerca del ser humano que ama, que sueña, se desilusiona, se transforma... nos dejan entrever algunas acciones de manera tan sutil que inevitablemente arrancan sonrisas al lector.
Arranca con “La canción más bella del mundo” en la que Carlos nos describe un episodio de la dinámica que ocurre en los conjuntos de música típica en Panamá. El cuento titulado “Desnudez metafísica” ofrece un ritmo trepidante, muy limpio. Y en “Chicle” tenemos un cuento breve cargado de ternura. Hay que leerlos todos para bailar al ritmo sabroso de la prosa de Carlos Wynter.

lunes, 18 de mayo de 2009

Una pareja de baile se cuela en las librerías: la presentación de CUENTOS CON SALSA

Habrá pareja de baile, panelistas sorpresa, brindis y el libro CUENTOS CON SALSA. Sin duda, será una presentación literaria diferente. Un libro musical acompañado de música literaria. Será el miércoles 19 de junio, a las 7 de la noche, en EXEDRA BOOKS. A continuación, unas palabras de la periodista Marilina Vergara sobre CUENTOS CON SALSA:




"Es un conjunto de 17 cuentos de diversas extensiones con estructuras bien trabajadas y un lenguaje impecable... Los temas que abordan estas piezas son acerca del ser humano que ama, que sueña, se desilusina, se transforma... nos dejan entrever algunas acciones de manera tan sutil que inevitablemente arrancan sonrisas al lector".

domingo, 10 de mayo de 2009

El bailador y el mar (2)

El bailador interpreta un drama sobre lo que es vivir - vivir realmente. Lo representa frente a quien ama, amigos entrañables o desconocidos. Comienza invitándolos a sentarse frente a la playa. Siempre procura que la propuesta parezca fortuita.


Cuando están ahí, deja que la reunión tome su giro normal. Las personas conversan entre si y uno que otro fuma o bebe licor. El bailador espera a que las olas se eleven como gigantes y dejen caer sus puños con mucha fuerza, capaces, podría decirse, de matar a un bañista desprevenido. Entonces, sin decir nada, camina hasta el zigzag de espuma. Cruza ese límite. Alguien – siempre hay alguien que cumple ese papel – dice al resto de los presentes que el bailador corre peligro. El miedo aparece en las miradas.


Cuando está en el punto exacto en que las olas golpean, el bailador cierra los ojos y da la espalda al horizonte. Quien le ama grita de una manera horrible.

miércoles, 6 de mayo de 2009

"El Futuro no es Nuestro" en Bolivia

"El Futuro no es Nuestro" continúa su andar. Chisporroteó desde La Hoguera la nueva forma de su llama. Ahora tiene rostro boliviano y se prepara para aparecer en las librerías del país andino. Ríe con todos los dientes mientras echa la cabeza para atrás. Ríe porque lo tiene todo y no tiene nada. Ríe porque las tragedias agotaron su llanto. Ríe sin explicarse. Sólo ríe. Parece decir: éste soy yo y no otro - soy los otros. Rodrigo Hásbun tatuó en su espalda símbolos de planetas interiores. Rubricaron, como en un árbol, sus recuerdos de amor y desamor, Diego Trelles P, Samanta Schweblin, Giovanna Rivero, Santiago Nazarian, Juan Gabriel Vásquez, Antonio Ungar, Ena Lucía Portela, Lina Meruane, Andrea Jeftanovic, Ronald Flores, Tryno Maldonado, Antonio Ortuño, María del Carmen Pérez Cuadra, Carlos Wynter Melo, Daniel Alarcón, Santiago Roncangliolo, Yolanda Arroyo Pizarro, Ariadna Vásquez, Ignacio Alcuri y Slavko Zupcic.

lunes, 4 de mayo de 2009

Marcha por la Paz y la No Violencia

Eduardo Galeano, el legendario Mario SILO Rodríguez Cobos, José Saramago, Alfonso Cuarón, Noam Chomsky y Joan Manuel Serrat se cuentan entre las personalidades que apoyan la "Marcha Mundial por la Paz y la No Violencia". El magno evento es una iniciativa del Movimiento Humanista Internacional y pretende recorrer todo el planeta pidiendo el fin de las guerras, las armas nucleares y la eliminación de todo tipo de violencia.
En lo personal, me relacioné con el Movimiento Humanista por el año 2001, cuando Alberto Sánchez, un entusiasta miembro del colectivo, pasó por Panamá e impartió charlas y talleres. Entonces, conformamos un pequeño grupo que apoyó comunidades y personas de lugares recónditos del ístmo. Por desgracia, la llama perdió intensidad; por fortuna, aún sigue viva en nuestros corazones.
Lo más palpable del mensaje humanista es que la violencia nos incomunica entre nosotros. Y no me refiero a una violencia física y evidente: el mundo actual está forjado con violencia económica, racista, de género y xenófoba. Si no me cree, eche un vistazo a las cifras de la hambruna en el mundo y reflexione sobre si es evitable.
¿Un mundo sin violencia es posible? En todo caso, esforzarnos por construirlo es mandatorio, mandatorio ante la catástofre ecológica y moral que se asoma en el horizonte.
Más datos sobre la marcha aquí: Marcha por la Paz y la No Violencia