Eventos

  • Taller de Cuento - Exedra Books, Panamá - Tel. (507)6673-6923

domingo, 10 de mayo de 2009

El bailador y el mar (2)

El bailador interpreta un drama sobre lo que es vivir - vivir realmente. Lo representa frente a quien ama, amigos entrañables o desconocidos. Comienza invitándolos a sentarse frente a la playa. Siempre procura que la propuesta parezca fortuita.


Cuando están ahí, deja que la reunión tome su giro normal. Las personas conversan entre si y uno que otro fuma o bebe licor. El bailador espera a que las olas se eleven como gigantes y dejen caer sus puños con mucha fuerza, capaces, podría decirse, de matar a un bañista desprevenido. Entonces, sin decir nada, camina hasta el zigzag de espuma. Cruza ese límite. Alguien – siempre hay alguien que cumple ese papel – dice al resto de los presentes que el bailador corre peligro. El miedo aparece en las miradas.


Cuando está en el punto exacto en que las olas golpean, el bailador cierra los ojos y da la espalda al horizonte. Quien le ama grita de una manera horrible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario