Eventos

  • Taller de Cuento - Exedra Books, Panamá - Tel. (507)6673-6923

viernes, 5 de junio de 2009

El ser humano como aparato digestivo pero también la música...

Vivir como un aparato digestivo no tiene gracia. Cuando lloras, te embuten un botellín de leche entre los labios. Si te quejas, suben tu salario no más de un diez por ciento. No eres el tracto que va de la boca al intestino. No soy siquiera el páncreas, hígado u otras vísceras. Schubert contaba con muy buena nutrición aunque no pensara en su estómago. Schubert sabía que él no era este cuerpo, que era algo más que su cuerpo. Schubert no se ocupaba del hambre, el sueño o el frío que engarrotaba sus músculos. No era un aparato digestivo. Schubert comía música.









Imagen extraída de www.malaspina.com/jpg/schubert.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario