Eventos

  • Taller de Cuento - Exedra Books, Panamá - Tel. (507)6673-6923

viernes, 31 de julio de 2009

"Contra el Viento" de Alberto Cabredo

Ayer fue la presentación del tercer libro del escritor Alberto Cabredo. "Contra el Viento" se llama la obra. En la cafetería de Exedra Books no cabía una persona más. Abajo reproduzco un fragmento de mis comentarios alusivos a la publicación. En la foto aparecen Alberto Cabredo, Enrique Jaramillo Levi, una empollerada y yo.


"Hace ya muchos años imaginé un país libresco y ese país me pareció más hermoso que el que vemos todos los días. En él se adivinaba belleza interna, sutil y trascendente. Belleza que superaba el deslumbramiento de los rascacielos materiales y sus lujos.

Ese sueño no era mera ilusión. No era irrealizable. La literatura, la cultura en general, construye un mundo invisible que regula con ideales nuestros actos, con sueños eleva nuestra percepción de nosotros mismos y expande nuestras conciencias. Ya no es ningún secreto que las contrariedades de los individuos no son propias de la economía prosaica sino de la espiritual...

Estoy, pues, esta noche, dispuesto a apoyar una publicación valiosa como "Contra el Viento". Y la apoyo porque es, lo digo decididamente, una puerta para conocernos más...

Contra el viento es una obra de temática urbana, mucho más urbana que la segunda publicación de Cabredo, La lluvia. Aunque no se describa dónde acontecen algunas de las historias, el perfil de los personajes, el lenguaje y ciertos elementos de ambientación, delatan la ciudad, cierta ciudad. El único relato que se desarrolla en un escenario campestre es El curandero, casi al final del libro.

Lo citadino se espía desde diferentes ángulos: el del viejo sabio, el del pasajero que fantasea ante el roce de una pierna femenina, el de la anciana odiosa, el de la prostituta, el del pachanguero impenitente, el del burócrata indeclinable - y al final desengañado -, el del sindicalista, el del malhechor bendecido por la muerte, el del político triunfador (fracasado), el del carcelero y su preso, entre otros.

Las voces son tan variadas que la ciudad se lee de cuerpo entero. La visión es tan acuciosa que la urbe va desnudándose...."


Fotografía de Andrés Villa

1 comentario: