Eventos

  • Taller de Cuento - Exedra Books, Panamá - Tel. (507)6673-6923

sábado, 28 de noviembre de 2009

Presentación del Premio Alfaguara en Panamá: Andrés Neuman, una obra literaria en sí mismo.

Para el evento Bogotá 39, el cuál reunió a los escritores jóvenes más destacados de Latinoamérica, se recurrió a un hotel no muy grande, un hotel en el que nadie podía esconderse en su soledad de escritor. El lobby era un único lobby. El ascensor un solo ascensor. Y coincidíamos necesariamente en el restaurante.

Aún arrastrando mi maleta, conocí a Gonzalo Garcés, connotado escritor argentino, y a Izara García, integrante de la organización del Hay Festival. A Andrés lo conocí apenas luego, lo vi moverse con gestos de quien no es de este mundo, gestos de personaje literario.

Cuando hablo de personaje literario, me refiero en mínimo grado a los libros: los libros son sólo el espejo en el que Andrés se descubre (La literatura es la exploración más exigente de la propia vida).

Así que cuando llamo a Andrés personaje literario lo hago deseando que lean mi observación, que recuerden lo que les sugiere un libro, un libro grandioso, los sueños que éste, en ustedes, develó.

Percibí que Andrés, encontrándolo en el lobby y el ascensor y el restaurante de ese hotel que fue la casa de decenas de escritores jóvenes, al menos por unos días, era alguien, alguien por fin, que no sólo creía en la literatura sino que se la creía totalmente.

Después, cuando compartí una lectura pública con él, supe que respetaba el rigor de la creación, que éste era la esencia misma de sus escritos. Y cuando finalmente conversamos, no habló, escribió en el aire, hizo aparecer una breve ficción en el éter.

Palabras de Carlos Wynter durante el acto de presentación.

En la foto aparecen, en el orden usual, Briseida Bloise, representante de Alfaguara en Panamá y Presidenta de la Cámara Panameña del Libro, Carlos Wynter, escritor panameño; Andrés Neuman, Premio Alfaguara 2009; Jaun Abelardo Carles Rosas, editor panameño; y Rosa María Britton, escritora panameña. La fotografía fue tomada por Julio Montes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario