Eventos

  • Taller de Cuento - Exedra Books, Panamá - Tel. (507)6673-6923

lunes, 22 de marzo de 2010

Se me había olvidado...

Paul Auster lo implicó en su novela "La habitación cerrada", Ramón H. Jurado en "El desván", y no dudo que otros pensadores lo hayan develado de uno u otro modo: la realidad objetiva es incomprensible para los individuos y cada persona vive en un mundo cerrado y particular. Dicho en los términos usuales, cada cabeza es un mundo.

Sin embargo, nuevos estímulos, sensaciones sorprendentes, te ponen en contacto con otros en su esencia, es decir, porque las experiencias verdaderamente interiores son de una veracidad implacable, coincidimos.

Quiero contarte que fui a San Francisco de la Montaña, un poblado singular, incrustado en el corazón de la provincia veragüense, y recordé a qué sabe la esencia de las cosas.


Fotografía de Eduardo Lince.

No hay comentarios:

Publicar un comentario